Síndrome de Ovario Poliquístico (#SOP) - Parte 2


Entonces, ¿cuál es el tratamiento que muchas veces nos sugieren?


Pastillas Anticonceptivas:

Si un doctor te trata de dar pastillas anticonceptivas para tratar tu SOP, ¡huye! Jajaja Fuera de bromas, mi recomendación honesta sería que mejor consultes con otro especialista. Un doctor que te explique cómo puedes hacer para recuperar tu salud y ovular todos los meses. Algunos te prescriben suplementos como multivitamínicos, inositol, aceite de prímula e inclusive te recomiendan cambiar tus hábitos alimenticios.


Lo que quiero decirles en que no anden utilizando cosas que son de una cosa para otra. Las pastillas anticonceptivas tómalas si es que lo que quieres es evitar la concepción (o sea, no salir embarazada) pero no para arreglar problemas hormonales.


En teoría, te dan las pastillas para que te venga la regla y para “regularte” pero, ¡flash informativo! no se te regula nada porque sólo logras que te llegue una regla “de mentira”. Cuando tomas pastillas anticonceptivas, no ovulas y, si no ovulas, entonces tu sistema reproductivo y hormonal están “apagados” porque están siendo controlados por un grupo de hormonas sintéticas (pastillas anticonceptivas) que son más fuertes a las que tú sola produces.


Tomar pastillas anticonceptivas no va a nivelar tus hormonas masculinas, tu insulina ni tampoco va a hacer que tus quistes desaparezcan. Cuando dejes de tomarlas, ¡todos tus síntomas van a re-aparecer porque nunca trataste la raíz de tu desbalance hormonal!


Por si les interesa, aquí les dejo el link a un post pasado donde les cuento que utilizo yo como método anticonceptivo y cuál fue mi relación con las pastillas anticonceptivas.


Metformina/Glucophage:

Esta pastilla te va a ayudar a controlar tus niveles de azúcar en sangre. Si baja la glucosa, baja la insulina, si baja la insulina baja la testosterona, si baja la testosterona, podrías comenzar a ovular nuevamente. Sin embargo, la idea es que hagas ajustes en tu estilo de vida para que no te vuelvas dependiente a la pastilla. Trabaja en tu estilo de vida acompañándote de una health coach, visita a una nutricionista y trabaja en tu salud hormonal de la mano con tu endocrinólogo. De esta manera, puedes ir bajando la dosis de la pastilla hasta que hayas hecho los cambios necesarios en tu vida que hagan que ya no la necesites. Es decir, comenzar tomando metformina de 750mg, para luego bajarla a una de 500mg, para luego sólo necesitar media pastilla y así sucesivamente hasta que ya no la necesites en lo absoluto.


Es importante que sepas que uno no desaparece su SOP, aprende a controlarlo y a vivir con él. Algunas recomendaciones son eliminar el azúcar añadida de alimentos empaquetados y procesados, regular tu ingesta de carbohidratos complejos, regular tu ingesta de alcohol, comenzar a darle movimiento a tu cuerpo a través de alguna actividad física que disfrutes y sobre todas las cosas ocuparte de la calidad de tu sueño.


En resumen, ¡MEJORAR tu estilo de vida para MEJORAR la calidad de la misma! Es una carrera de largo aliento, pero les aseguro que recuperar su salud vale la pena.


¿Les gustaría que en otro post hable sobre suplementos naturales y rutinas diarias que te pueden ayudar a controlar tu SOP?


¡Espero que esto les haya servido!


Su coach,

Majo Desmaison.

149 vistas

© 2018 María José Desmaison. Blog creado con Wix.com