Migraña Menstrual



¿Por qué sucede?

Cuando nuestro cuerpo reconoce que no hay un óvulo fecundado ni implantado (o sea, que no estás embarazada), nuestros niveles de estrógeno y progesterona caen para comenzar a limpiar las paredes del útero y que te venga tu período menstrual. Esta caída drástica en tus niveles hormonales puede hacer que te den migrañas justo antes de comenzar con tu período. Otra opción, es que la migraña aparezca en los primeros días de tu período, lo que podría estar informándote de un exceso de estrógeno. Como puedes ver, en la mayoría de mujeres, las migrañas suelen ir de la mano con cambios hormonales.


Es muy importante que puedas identificar cuándo se originan estas migrañas para estar preparada y llevar un control. Por eso, te recomiendo llevar un diario de migrañas (en tu celular, agenda, cuaderno de notas, ¡donde quieras!).

Keep Track:


  1. ¿En qué etapa de tu ciclo menstrual estás?

  2. ¿Dónde sientes el dolor?

  3. ¿Qué tan intenso es el dolor?

  4. ¿Tienes sensibilidad a ciertos olores, sonidos y a la luz?

  5. ¿Qué comiste en las últimas 24 horas?

  6. ¿Tienes algún otro síntoma que acompañe tu migraña?


¿Cómo las puedo prevenir? Aquí les dejo mis recomendaciones naturales favoritas:


Magnesio: soporta tu salud hormonal, combate la inflamación y te ayuda con básicamente todo lo que tu cuerpo tiene que hacer. Mis alimentos favoritos: verduras de hojas verdes, almendras, cereales y legumbres. 


Cúrcuma: estas migrañas, también tendrán un componente inflamatorio y la cúrcuma es un potente antiinflamatorio. #GoldenMilkMiAmor


Orgasmos: pueden ayudar a reducir la intensidad de las migrañas e incluso a prevenirlas. Que tu meta sea tener mínimo un orgasmo semanal.


Yoga: puede ayudarte a prevenir las migrañas porque te ayuda con una mejor circulación, a liberar toxinas, a tener un sistema nervioso saludable y a reducir el estrés.


Evita alimentos que las empeore: pueden ser gatilladores los quesos, el vino tinto, gluten, colorantes y preservantes (¡siempre lee etiquetas!).


Aceite esencial de lavanda y/o menta: un par de gotas en las palmas de las manos, frota, inhala/exhala 3 veces y coloca tus manos donde sientas el dolor (¡cuidado con los ojos!).


AVISO: Este post no busca reemplazar un consejo médico, sólo les estoy brindado información.Si sufres de migrañas, siempre acude a tu neurólogo y endocrinólogo. Pídeles que quieres encontrar la causa raíz del problema y tratarla para no tener que tomar pastillas que te ayuden con la frecuencia e intensidad de las migrañas para toda la vida.


¡Espero les sirva!


Su Health Coach,

Majo Desmaison.

196 vistas

© 2018 María José Desmaison. Blog creado con Wix.com