MEAL PREP


Hacer meal prep es algo que me ha ayudado muchísimo para lograr comer sano, ahorrar tiempo y ahorrar dinero. Hoy les quiero compartir sobre mi proceso semanal de meal prep, ¡espero que puedan sacar algunas ideas para ponerlas en práctica!


Entonces, ¿qué es hacer meal prep? Es la preparación con anticipación de tus alimentos: desayunos, almuerzos, comidas y snacks. Lo que he visto que funciona mucho es hacerlo cada dos días o hacerlo una vez a la semana, depende de cómo sea tu estilo de vida y qué tanto tiempo disponible tengas para hacerlo.


Para mí, los beneficios de hacerlo son los siguientes:


1. Comer Sano: para lograrlo, armo mi menú semanal. Para hacerlo, utilizo un template como este o lo hago directamente en una hoja de Excel. Generalmente, elijo dos opciones de desayunos, dos de almuerzos y dos de comidas. De esta manera, voy alternando las opciones y no me aburro. Con este menú, voy al supermercado y compro exactamente lo que necesito para cumplirlo. Obviamente mi menú no dice cosas como “galletas oreo” porque soy fiel creyente de que uno debe de “set yourself for success” y, si no hay estas cosas en mi casa entonces obviamente no voy a comerlas porque no las tengo.


Los domingos aprovecho para lavar, pelar, cortar y/o cocinar cualquier insumo. Por ejemplo, amo la avena y podría comerla todos los días. Además, se que me gusta acompañarla con mantequilla de maní. Por eso, utilizo los domingos para hacer mantequilla de maní y dejarla lista para toda la semana. Aplica la misma regla para mis almuerzos. Por ejemplo, dejo listo arroz integral, pollo orgánico, brócoli, zanahoria rallada y pimientos rojos. Un día almuerzo un bowl asiático con arroz, pollo, brócoli, pimientos y le pongo un poco de aminos de coco o salsa de soya baja en sodio y cashews. Otro día me hago un rainbow bowl de arroz, pollo, brócoli, zanahoria rallada con aliño de vinagre de manzana, aceite de oliva, mostaza dijón, miel de agave, sal y pimienta.


2. Ahorro Tiempo: Lo único que cocino realmente durante la semana son los desayunos, es mi forma de comenzar el día de manera pausada, disfrutando con mi esposo y sin estar corriendo. Para el resto de comidas, ya tengo todo a la mano y en la refri, ¡solo tengo que servirlo! Esto me ayuda muchísimo pues muchas veces tengo sesiones de coaching a la hora de almuerzo y, al terminar, ¡muero de hambre! Obviamente si no tuviera estas opciones ya hechas no tomaría tan buenas decisiones porque cuando uno se muere de hambre literalmente no puede pensar con claridad (o bueno, al menos eso me pasa a mí).


3. Ahorro Dinero: Me acuerdo cuando recién vivía con Chris y todas las semanas compraba miles de frutas y verduras. Obviamente no podíamos consumir todo y teníamos que botar una gran parte de las compras porque se echaban a perder. No solo me daba pena estar desperdiciando tanta comida sino también me daba rabia estar gastando en comida que no comía. Desde que organizo mis semanas, mi refri termina limpia de comida cada fin de semana, ¡lista para ser re-stockeada!


¡Espero que este fin de semana se animen a organizar así su semana! ¡Hacer meal prep tiene muchísimos beneficios!


Su coach,

Majo Desmaison.

136 vistas

© 2018 María José Desmaison. Blog creado con Wix.com